Home / Noticias / Editorial de Luis Miquel gerente del Consorcio Papa Chile

Editorial de Luis Miquel gerente del Consorcio Papa Chile

Estimados Socios y Productores:

Durante varios años hemos venido advirtiendo, como Consorcio Papa Chile, la creciente amenaza a que se ve sometida nuestra llamada “Zona Libre de Enfermedades Cuarentenarias” y el riesgo que implican ciertas conductas, profundamente arraigadas, como plantar con material que no proviene de semilleros sino de huertos de consumo, y lo que es peor, muchas veces traído desde la zona “sucia”.

Hoy estamos pagando las consecuencias de habernos creído inmunes a estas enfermedades, y al no darnos cuenta de que, el hecho que no estuvieran presentes, no significaba en absoluto que no nos pudieran atacar, y que muy por el contrario, esta aparente “seguridad” nos hizo ser negligentes y creer que eso jamás nos pasaría en nuestro “Paraíso Sanitario” y nos pillaran con la guardia baja.

Dentro de todas las Enfermedades Cuarentenarias, sin desmerecer a ninguna, la peor sin duda, por su virulencia, velocidad de dispersión y consecuencias, es la Marchitez Bacteriana, y por ello la aparición de nuevas superficies contaminadas es la Región de Los Ríos, y que elevan a casi 200 Hà la detección positiva de la bacteria y el área cuarentenada, es una luz roja muy brillante que nos advierte que no podemos perder un minuto más en cambiar nuestra actitud hacia nuestro querido cultivo.

Es por ello, que como Consorcio Papa Chile reiteramos nuestra estrategia y lo llamamos a sumarse a ella.

Estrategia para enfrentar las Enfermedades Cuarentenarias

¿Qué hacer para evitar la aparición y diseminación de enfermedades en la zona sur?

En este aspecto como Consorcio Papa Chile estamos trabajando en cuatro objetivos que creemos fundamentales y que se complementan estrechamente:

a) Concientizar a los productores y la comunidad en general sobre la importancia de preservar la zona libre de enfermedades cuarentenarias, y del grave riesgo que para esta implican, además del peligro de otras plagas presentes que se pueden diseminar tanto a través del tubérculo papa infectado como de otras malas prácticas.
En este sentido es clave informar y educar, de modo que nadie pueda alegar desconocimiento y cometer errores debido a esto.

b) Impulsar una modernización de la legislación y normativas vigentes, en conjunto con las autoridades y el SAG, de modo que se ajusten a la realidad actual del cultivo y que las sanciones sean efectivamente proporcionales al daño que provoca la falta. El cultivo de papa hoy está altamente mecanizado y es muy dinámico, por lo que una enfermedad puede diseminarse rápidamente debido a las malas prácticas y el no cumplimiento de las normas vigentes

c) Aumentar la fiscalización, ya que una legislación que no se aplica y donde no se sanciona a los infractores es letra muerta

d) Impulsar fuertemente la investigación y el Desarrollo, pero poniendo énfasis en las amenazas que podemos enfrentar debido a la globalización, cambio climático y las nuevas formas en que se aborda el cultivo, y no solamente reaccionando a los problemas que se nos presentan, ya que entonces es tarde porque el daño ya está hecho.

Conoce más sobre los peligros que reviste la grave enfermedad marchitez bacteriana de la papa, a través de este material audiovisual producido por nuestro Consorcio Papa Chile, junto a especialistas del INIA, SAG y productores socios. Pulsa AQUÍ para visualizar el contenido

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

diecinueve + trece =