Home / Información Técnica / ALMACENAJE DE PAPAS

ALMACENAJE DE PAPAS

portada_almacenaje

El almacenamiento y conservación de los tubérculos son aspectos claves para asegurar el buen término de la campaña de cultivo. Por una parte, los tubérculos-semillas deben llegar al momento de la plantación en condiciones sanitarias y fisiológicas óptimas para poder expresar su potencialidad productivo y – de otro lado – las papas destinadas al consumo fresco o al procesamiento agroindustrial necesitan mantener las características físicas y organolépticas que garanticen su comercialización y/o la generación de productos procesados de buena calidad.

Es decir, el período de almacenamiento y conservación de los tubérculos debe considerarse como parte integral de un sistema de producción de papa el cual se inicia con la plantación y termina con la preparación del material cosechado para su posterior comercialización y/o utilización. Entre estas dos etapas puede haber un período prolongado en el que el almacenamiento y conservación de la producción puede ocupar un largo espacio de tiempo.

Durante esta fase las pérdidas pueden ser considerables si las papas no se tratan bien y se manejan bajo condiciones ambientales inapropiadas. De ahí que es esencial conocer tanto los diferentes métodos de almacenamiento, como los principios que regulan una buena conservación de las papas a fin de mantener y preservar su vida útil y sus características productivas y comerciales.
Son varios los factores que inciden en un buen almacenamiento y conservación de las papas. Entre éstos destacan:

a) la estructura, morfología y composición físico química de los tubérculos

b) la variedad empleada

c) el manejo agronómico durante el desarrollo del cultivo

d) la cosecha, el transporte

e) la recepción de los tubérculos en la bodega de almacenamiento.

También son importantes los aspectos relacionados con el manejo de post-cosecha, los cuales deben considerar como base los procesos fisiológicos que rigen una buena conservación de los tubérculos, como también las condiciones ambientales en que ésta se desenvuelve.

Por eso, es muy importante conocer el efecto de cada uno de los factores en el manejo y conservación de la papa, especialmente considerando que los tubérculos son órganos vegetales vivos que consumen oxígeno y desprenden dióxido de carbono y calor. Además, las papas contienen entre 75 a 80% de agua, lo que las hace muy perecibles y por lo tanto deben ser manejadas y tratadas con mucho cuidado y delicadeza.

Más información aquí

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

2 × 2 =