Home / Noticias / CONVENIO TRANAPUENTE: UNA POTENTE INYECCIÓN DE RECURSOS PARA LA PAPA

CONVENIO TRANAPUENTE: UNA POTENTE INYECCIÓN DE RECURSOS PARA LA PAPA

p7

En La Araucanía existen 14.000 productores de papas. Más de 16 mil hectáreas de la superficie de la región están destinadas a este cultivo. Un 70% de las hectáreas sembradas está en manos de la agricultura familiar campesina y la mayor concentración del cultivo se encuentra en las comunas de la costa.

No cabe duda que se trata de uno de los cultivos más relevantes de la región; aún así existe una baja tasa de innovación, lo que trae consigo una producción por debajo de su máximo potencial, escasa disponibilidad de semilla de calidad y casi nulos proyectos agroindustriales.

Para hacer frente a estas dificultades, en 2002 surgió el convenio Tranapuente, cuyo objetivo es desarrollar acciones en el ámbito de transferencias tecnológicas que apuntan a incrementar la disponibilidad de papa semilla, esto considerando que la oferta de este insumo en la región es inferior a la demanda potencial.

Bajo este convenio se generaron 400 toneladas de papa semilla certificada, cifra que todavía es insuficiente para las necesidades del borde costero. Por esta razón es que recientemente el Consejo Regional (Core) a petición de Inia Carillanca, aprobó la inyección 1.800 millones de pesos para ejecutar un proyecto de cinco años en conjunto con las cinco municipalidades involucradas en el convenio y los productores de papas.

“Esto permite fortalecer un trabajo que se ha venido haciendo hace muchos años con las municipalidades, Indap y el SAG para apoyar a los productores de papas de Carahue, Teodoro Schmidt, Puerto Saavedra, Gorbea y Freire”, precisó la directora del centro regional del Inia Carillanca, Ivette Seguel.

Lo más importante, sostuvo, Seguel es que se va a fortalecer el trabajo que se ha venido haciendo, pero ahora se podrá implementar nuevas tecnologías.

“Vamos a tener la posibilidad de incorporar tecnologías más avanzadas para obtener mejores resultados en cuanto a la producción de papas semilla tanto en cantidad como en la calidad. Se podrá fortalecer equipos técnicos con formaciones más continuas en el tiempo. Se apoyará a los agricultores y se formará multiplicadores de semillas”, advirtió la directora.

La idea de contar con un centro regional de investigación especializado en el rubro está también cada día más cerca, porque si bien hasta ahora existen las instalaciones en la localidad de Tranapuente y ya hay trabajo avanzado, con esta nueva inyección de recursos se sumará moderna tecnología y más profesionales.

“Esa es una solicitud del Gobierno Regional al director nacional del Inia. Se solicita que Tranapuente que ha sido una estación experimental se transforme efectivamente en un centro regional de la papa. Eso es bastante probable con los recursos que hoy en día estamos aceptando. Con el trabajo que se hará creemos que eso es totalmente posible”, precisó la investigadora.

La consejera regional, Jacqueline Romero, presidente de la Comisión de Agricultura del Core, valoró esta inyección de recursos. “Este es un trabajo de más de dos años. Nuestra idea es que se fortalezca la labor que desarrolla el Convenio de Tranapuente para tener semillas certificadas y de calidad de papas. Hoy tenemos semillas, pero aún es baja la producción”, comentó la consejera, quien precisó que a raíz de este proyecto también han puesto sus ojos en los sistemas de riego y en las barreras sanitarias.

AVANCES

Patricio Méndez, investigador de Inia Carillanca y coordinador del convenio Tranapuente, recalcó que el propósito de este proyecto es generar e implementar nuevos desarrollos tecnológicos y escalamiento productivo en el Centro Regional de la Papa ubicado en la localidad de Tranapuente en Carahue.

“La idea es crear esquemas de transferencia tecnológica entre productores vinculados para mejorar productividad y rentabilidad del rubro, y su inserción sostenible y competitiva en mercados demandantes”, precisó.

Méndez, agregó que el objetivo final es “contribuir a la consolidación de una estructura productiva competitiva, innovadora y sustentable para el rubro papa en el territorio costero de La Araucanía”

Con el financiamiento de esta iniciativa se espera impactar de forma directa a un total de 500 productores de papa los que recibirán semilla, formación y entrenamiento para su proceso productivo, lo que en la actualidad es una de las grandes necesidades de los productores en la zona.

Además se capacitará a 160 profesionales y equipos técnicos del territorio, quienes contarán con las competencias necesarias para transferir sus conocimientos a un universo de al menos mil 600 productores.

Lo anterior es muy relevante considerando que a través del Convenio Tranapuente, con los recursos que se disponen, se puso a disposición de los agricultores 9 mil kilos de papa semilla de alta calidad, la cual es insuficiente para los actuales requerimientos de los productores.

A partir de esta iniciativa se espera tener un un horizonte de 5 años contar 1.800 toneladas de semilla certificada, lo que efectivamente dara un real impulso al cultivo. Por otra parte el contar con semilla certificada permitirá evitar el uso de papa consumo como medio de propagación (que no es semilla), de procedencia desconocida, que pone en peligro la zona productora de papa de la Región de La Araucanía debido a la introducción de enfermedades cuarentenarias.

ROL SOCIAL

El cultivo de papas en La Araucanía está en manos de la pequeña agricultura familiar campesina, por esta razón también cumple con rol social; bien lo sabe Pedro Vera Paredes, alcalde de Carahue y presidente del Convenio Tranapuente.

“Nosotros encontramos con Ivette Seguel un real compromiso de potenciar el Convenio Tranapuente. Yo vengo de alcalde desde el gobierno anterior y busqué siempre la posibilidad de potenciar este proyecto y no se me entregó respuesta. Nosotros ahora les dijimos apoyenos desde el punto científico, profesional y técnico que nosotros los alcaldes nos encargaremos de los apoyos políticos”, afirmó Vera, quien aseguró que tras estas conversaciones se logró entusiasmar a las comunas de Freire y Gorbea.

“Para nosotros es importante lo que ahora va a ocurrir con esta inyección de recursos y como se apoyará a los agricultores de la región. Por mucho tiempo se estuvo trabajando de igual manera en el centro, pero con muy pocos recursos que eran inyectados a través del convenio por los municipios. Esperamos que esta situación mejore”, concluyó el alcalde.

 

Fuente: http://www.camposureno.cl/?p=1372

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

5 × 5 =