Home / Noticias / DE DULCE Y DE AGRAZ: LAS PERSPECTIVAS DE CRECIMIENTO DEL SECTOR AGROPECUARIO

DE DULCE Y DE AGRAZ: LAS PERSPECTIVAS DE CRECIMIENTO DEL SECTOR AGROPECUARIO

p4

El Producto Interno Bruto (PIB) de Chile, según la última información del Banco Central, muestra una expansión de un 2,2% en el tercer trimestre, lo que evidencia un aumento de 0,4% en relación al trimestre anterior. Este incremento está por debajo del 5% del sector agrícola, una de las actividades productivas más dinámicas en lo que va de 2015.

Los mayores retornos del dólar explican este escenario. La divisa pasó desde los $570,6 en promedio en 2014 a cotizarse en $647,5 durante este año, lo que permitió que el agro mostrara signos de recuperación. Aun así, los productores agrícolas de la zona sur moderan sus expectativas de crecimiento.

Esta cautela, para muchos pesimismo, se explica porque no todos los rubros lograron sacar provecho al mejor tipo de cambio, además ven con preocupación los efectos de las reformas impulsadas por el Gobierno.

Un punto a considerar según los expertos es que el fortalecimiento del dólar también provocó la depreciación de las monedas de varios mercados relevantes para el sector, tales como América Latina (Brasil, Colombia, entre otros), también en Asia y en Europa, con la consiguiente caída en los retornos unitarios.

PREOCUPACIÓN

La lechería, por ejemplo, ha sido uno de los rubros más damnificados. Por un lado ha tenido que enfrentar, por la misma alza del dólar, un aumento en los costos de producción y, por otro, bajas en el precio de la leche pagado al productor. Ha sido un año difícil y así lo evidencia los resultados de la encuesta aplicada en Enagro 2015 por la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA).

El sondeo realizado en octubre pasado mostró que para las perspectivas de crecimiento de la temporada 2014/15 se incrementó de un 25% a 64% el porcentaje de produtores lecheros que creen que les irá peor que en 2014. En tanto, en los rubros de frutas subió de 8% a 22% el porcentaje de quienes creen que les irá peor que la temporada pasada.

En vinos, un 20% de los encuestados piensa que le irá peor que en 2014 y en lo forestal, aumentó de un 13% a un 25% el número de agricultores que estima un desempeño inferior al del año pasado. En contraste, se redujeron las estimaciones de un comportamiento negativo para la temporada que comienza en los segmentos de granos y carnes, con una caída de 55% a 12% y de 28% a 19%, respectivamente.

AL ALZA

Los cultivos anuales presentan un crecimiento de 14%, gracias a mejores rendimientos. Esto se explica por un leve aumento de la superficie sembrada y por las mejores condiciones climáticas.

Desde la SNA señalan que hubo algunas excepciones en la mejoría de rendimientos y de superficie sembrada, como el caso de la avena y semilleros de maíz, por menor demanda externa.

Este buen panorama también queda en evidencia en las expectativas de los productores agrícolas. Bajó el porcentaje -de un 55% a un 12%- de quienes creen que les irá peor que la temporada anterior.

En el rubro carne también cayó el porcentaje -de un 28 a un 19%- de quienes tienen un percepción negativa del futuro.

El presidente de Saval FG (Sociedad Agrícola de Valdivia), Víctor Valentin, se mostró positivo frente a lo que sucederá en relación a la producción de carnes, ya que “al contar con un precio del dólar alto, debiera favorecer al productor local. Esto es porque somos sustitutos a las importaciones, en un mercado donde existe mucha compra de carne proveniente de Paraguay o Estados Unidos”.

Por el contrario, su balance en relación al rubro lácteo no es positivo, ya que el alto valor que pueda alcanzar el precio del litro de leche, no es traspasado al productor. “En este sentido, estamos atentos, ya que el mercado local no se alinea con los factores internacionales que regulan el precio, sino que dependemos de la postura de las grandes industrias procesadoras y distribuidoras, explicó Valentin.

Fernando Carmine, dueño del Criadero Temuco, uno de los más importantes de la zona sur aseguró que las perpectivas de crecimiento para el rubro carnes son muy auspiciosas debido a la fuerte demanda de Asia y Europa, como de los propios países exportadores de carne en todo el mundo que están aumentando significativamente su consumo.

Christian Arntz, presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (Sago) y Fedecarne, reconoce el mayor dinamismo del agro; sin embargo, asegura que éste crecimiento es bajo y a tono con el crecimiento económico del país.

“Que el agro sea una de las actividades más dinámicas se explica por el alto precio del dólar que hace que nuestras exportaciones sean más competitivas”, sostuvo.

En lo que se refiere a la carne, los envíos a China, y pronto a Turquía, lograron impulsar a un rubro alicaído, por la caída permanente de las cabezas de ganado. “Esta es una oportunidad interesante para los productores”, sentenció el dirigente gremial.

Arntz asegura que hay que diferenciar dos cosas: una es la condición actual de la ganadería en Chile que se encuentra desmejorada por las últimas sequías y por periodos de baja rentabilidad. Esto causó una disminución en la masa ganadera y un aumento en la cantidad de faenamiento de hembras.

Por otro lado, la apertura de nuevos mercados viene en parte a revertir los malos resultados.

“La exportación de carne es una luz de alivio y un camino al desarrollo. Se abrió un mercado interesante en China y se sumó el envío de ganado en pie que de alguna manera incentiva a los productores. Esto también causa un problema a los engorderos, porque la materia prima fundamental se hace escasa y más cara”, aclaró.

PLANES DE INVERSIÓN

La encuesta de la SNAtambién arrojó datos sobre los planes de inversión de los agricultores. El sondeo mostró que sólo dos de cada diez agricultores está efectuando las inversiones que tenía planificadas, mientras el 46% de ellos afirma haberlas postergado, lo que implica un aumento sostenido de ese tendencia desde 2012, cuando el 30% se inclinaba por esa opción. Además, se elevó de 4% en 2014 a 11% en 2015, el porcentaje de productores que está reconvirtiendo su negocio agrícola.

La encuesta también recogió la visión de los agricultores sobre las variables que afectarán al sector en los próximos 3 años. El 69% ve el dólar como la que tendrá un mejor comportamiento e incluso estiman que tendrá un valor de entre $667 y $698 hacia fines de año y un rango muy similar para marzo 2016.

Otros aspectos que potenciarán el agro, según el sondeo, serían los mercados externos, con un 54% y el acceso al financiamiento, con un 31%. Entre los factores que más podrían perjudicar la actividad agrícola, en tanto, un 57% mencionó a la falta de seguridad en los campos, mientras que para el 28% habrá una influencia negativa de las perspectivas de inversión y el clima de negocios. Además, un 53% respondió que las condiciones climáticas son el elemento que concita mayor incertidumbre.

 

 

 

 

 

Fuente: http://www.camposureno.cl/?p=964

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

doce − 5 =