Home / Noticias / ¿Dumping en papa?

¿Dumping en papa?

Según lo ha venido informando el diario económico Portafolio, a principios de marzo del año pasado Fedepapa interpuso una demanda ante el Ministerio de Comercio por un posible dumping (en el que habrían incurrido cinco compañías de Holanda, Alemania y Bélgica) relacionado con la importación de papas precocidas congeladas, que son utilizadas en la producción industrial de las denominadas papas a la francesa.

La demanda fue aceptada y en noviembre de 2017 el Ministerio abrió la correspondiente investigación.

Fedepapa argumenta que, a pesar del aumento en la tasa de cambio, las importaciones de papa provenientes de dichos países han venido aumentando progresivamente. Así, en 2010 se importaron cerca de 10.000 toneladas y, en 2016, 42.000 toneladas.

Fedepapa estima que la importación de 50.000 toneladas de papa equivale a afectar unas 266.000 toneladas de la producción nacional, es decir, alrededor del 10,0 por ciento de la producción para consumo directo.

Adicionalmente, se indica que la producción nacional del tubérculo se caracteriza por ser una “economía de subsistencia”, por tener una muy baja capacidad competitiva y porque sus productores tienen poco acceso al crédito y no cuentan con tecnologías avanzadas.

Esto contrasta con la alta competitividad de la producción comercial en otras naciones del mundo (como las europeas), en donde un productor siembra, en promedio, entre cincuenta y cien hectáreas en un año.

La falta de productividad de la producción de papa en Colombia la destacan en una nota la Asociación de Productores de Papa Procesada de Alemania, Bélgica y Holanda en la que se señala que “en Colombia, para producir un kilo de papa procesada, se necesitan seis kilos de papa fresca, mientras que la industria europea solo requiere 1,6 kilos de papa fresca”.

En la misiva, en la cual pone de presente la realidad del problema que enfrenta la producción industrial de papa en Colombia, se indica que esta industria “se caracteriza por la existencia de un actor con posición dominante: la filial de una empresa multinacional produce el 82 por ciento de la papa precocida y congelada en el país; esta misma empresa también importa el producto de Estados Unidos y Argentina (sin aranceles), de empresas hermanas del mismo grupo”.

En la nota se ahonda aún más en la descripción de la práctica que la multinacional utiliza para controlar el mercado interno y que consiste en que, después de ubicarse en un país emergente, solicita “la adopción de medidas antidumping para eliminar la competencia de las importaciones europeas y así proteger su mercado doméstico e importar de firmas relacionadas establecidas en otras partes”.

Para los productores europeos esto es lo que está pasando en el país y explica la demanda que cursa en el Ministerio de Comercio.

Esta situación debería alertar al Ministerio para que profundice en su indagación para no ir eventualmente a terminar cerrando las importaciones de papa de diferentes destinos y entregándole el mercado nacional del tubérculo a una multinacional bajo el aparentemente falso argumento de proteger la producción nacional de papa, que, a todas luces, tiene grandes problemas de productividad y competitividad.

Fuente: El Tiempo

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

20 + ocho =