Home / Noticias / España: Recuperan variedad de papa de altura

España: Recuperan variedad de papa de altura

La patata copo de nieve es una variedad de entre 5 y 10 centímetros de tamaño, redondeada, poliédrica, con numerosos brotes para la germinación. Su piel es de color marfil-tierra y en el interior muestra un aspecto muy blanco, de ahí el nombre popular de este tubérculo propio de la alta montaña nevadense.

El área histórica de producción de esta patata ha sido la franja de montaña situada entre los 1.000 y 2.000 metros de altitud. Preferentemente gusta de terrenos sueltos provenientes de la degradación de esquistos y filitas silíceos, típicos de la geología de Sierra Nevada. Su cultivo, para consumo local o como fuente de semilla para plantaciones posteriores en las vegas medias y bajas de la provincia estuvo muy extendido por los pueblos de la Sierra.

En la memoria de los agricultores, el cultivo de esta papa serrana alcanza a los siglos XVIII y XIX. Esta variedad está emparentada con la que se produce en la alta montaña de los Pirineos y cabe presumir la relación directa de ambas. Pero aunque se suele hablar de la copo de nieve como una variedad autóctona, e incluso endémica, su origen es andino, (donde se sigue cultivando en lugares como Perú o Bolivia) y fue introducida en Europa por los conquistadores españoles hace más de 450 años.

En la actualidad su cultivo ha quedado relegado a unos pocos agricultores que la mantienen en los municipios de Nigüelas, Dúrcal y Güéjar Sierra y se encuentra en peligro de desaparición por el abandono de su cultivo, por su contaminación genética y la propagación de determinadas enfermedades asociadas a unas malas prácticas, que amenazan la viabilidad del cultivo a corto plazo.

La recuperación de esta especie por parte del Parque Nacional y Natural se inició el año pasado con la producción de plantas mediante las técnicas de cultivo in vitro y la creación de un banco de semillas. 5.000 plántulas saneadas de esta variedad de papa conocida como copo de nieve, producidas en tubos de ensayo y posteriormente aclimatadas en invernadero y replicadas, fueron plantadas en lugares diferentes de Sierra Nevada, en distintas parcelas públicas o privadas, previo acuerdo con algunos agricultores.

Con este ensayo se busca dotar al Parque de un stock de este producto para su promoción como variedad propia de Sierra Nevada y para abastecer a agricultores locales de semilla, así como para el seguimiento de su cultivo y elaboración de unas directrices de prácticas ambientales que aseguren su conservación. El proceso de recuperación se está diseñando para poder asegurar el abastecimiento del mercado con tres producciones de acuerdo a un ciclo que se iniciaría en invierno en la vega de la Costa con la semilla producida en la alta montaña, continuaría con la plantación en febrero en la vega media (600-800 metros) y se cerraría con el cultivo en Sierra Nevada a principios del verano, en función de la altitud, que nos permitiría obtener una nueva cosecha de este producto de alta calidad y volver a producir semilla.

Desde el Parque Nacional y el Parque Natural se contribuirá a la divulgación de las cualidades de esta variedad con actividades de promoción, así como a convertirlo en una de las señas de identidad del modo de agricultura tradicional compatible con la conservación de los valores del espacio protegido y su contribución a un modelo de desarrollo sostenible.

La papa copo de nieve ha participado ya en diferentes catas y ha recibido una alta valoración por parte de reputados cocineros que han resaltado sus propiedades para el consumo en guisos de cuchara y en guarnición, asada o frita.