Home / Noticias / Hitos y tendencias que cambiaron el agro entre 2000-2019

Hitos y tendencias que cambiaron el agro entre 2000-2019

La era de los TLC

En 2019 fue el turno de Argentina e Indonesia. Durante las dos primeras décadas del siglo, Chile vivió una fiebre de acuerdos de libre comercio, en total fueron 24, desde la Unión Europea (2003), hasta Estados Unidos (2004), pasando por China (2006) y Japón (2007).

Para el agro chileno fue una inyección de energía, las barreras arancelarias bajaron a cero o se acordaron calendarios para llegar a ese nivel.

El resultado fue notable. Si en el 2000 Chile exportó US$ 4.976 millones en productos silvoagropecuarios, en 2018 llegó a US$17.898 millones.

Pioneras se toman los gremios regionales

Durante el siglo XX los agricultores de Elqui y Limarí enfrentaron sequías y períodos de abundancia. Se construyeron inmensas obras de regadío, como los embalses Puclaro y Paloma. Los campos de la Región de Coquimbo pasaron de estar dedicados a las hortalizas y cereales a la fruticultura de exportación. Sin embargo, una cosa no cambió: la presidencia del gremio que los agrupa, la Sociedad Agrícola del Norte, SAN, siempre fue ocupada por hombres.

Alza del valor de la tierra

Hernán Johnson es agricultor de la Región de O’Higgins. En el 2000 se lanzó en forma independiente como fruticultor, momento en que compró sus primeras hectáreas. Recuerda en ese año desembolsó $3 millones por hectárea. En estas dos décadas le ha ido bien, lo que le ha permitido crecer en superficie. Sigue fiel a su región; sin embargo, para crecer, ahora tiene que desembolsar bastante más: dependiendo de la calidad del terreno, la hectárea puede rondear entre $20 millones y $25 millones.

Remezón en el retail agrícola

La costumbre era cerrar la compra de agroquímicos con el agrónomo asesor de la misma empresa que los elaboraba. Otros productos se compraban en una tienda de la que se era cliente por años. Las relaciones personales y la confianza eran claves para la compra de insumos.

Las dos primeras décadas del siglo, si embargo, trajeron consigo importantes cambios. Un puñado de cadenas se instalaron en todo Chile y el número de pequeñas tiendas locales tendió a disminuir, replicando lo que sucedía con el retail de consumo general.

Ahora las órdenes de compra se hacen por internet y los agricultores prefieren realizarlas a medida que necesitan los insumos, para evitar almacenarlos en los campos.

Paralelamente, la oferta de productos se ha hecho más compleja.

Déficit de lluvias

Este año, casi todo el país terminará con déficit de precipitaciones respecto de un año normal y con récords complicados para el sector agrícola.

El sur del país no escapa de la sequía y, aunque tienen niveles de precipitaciones más altos, zonas como Valdivia cerrarán 2019 como el segundo año más seco en 50 años.

Los eventos climáticos extremos o anómalos también se han intensificado en las últimas dos décadas, con la presencia de veranos más calurosos, heladas, granizos y lluvias fuera de la época en que se esperaban, que potencian condiciones desfavorables para los agricultores.

Mayor profesionalización de la gestión agrícola

Aunque la demanda por alimentos es fuerte, el mercado ya no perdona una baja calidad en las frutas. Las temporadas en que Chile no tenía competencia son historia.

Adicionalmente, la tecnología de riego y fertilización se ha hecho más específica. Uso de riegos sectorizados y manejados a distancia, incluyendo sensores de humedad del suelo se incorporaron como herramientas.

El prometedor despegue de la agricultura orgánica

Uno de los cambios llamativos en la fruticultura es la fuerza que ha tomado la producción orgánica. Si bien el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) solo lleva registro e la superficie certificada desde el año 2009, la tendencia se refleja en forma clara, ya que en el caso de las áreas agrícolas cutivadas – sin considerar la recolección silvestre -, en solo diez años, la superficie se duplicó.

Exportaciones a China se multipican por 30

Entre 2006 y 2018, los envíos de alimentos chilenos a China se han multiplicado casi 30 veces en valor. Y se espera que en los próximos años la relación comercial en el ámbito silvoagropecuario siga fortaleciéndose.

Fuente: Campo Sureño

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

doce − 10 =