Home / Noticias / INDAP ANUNCIA MEDIDAS PARA APOYAR A AGRICULTORES AFECTADOS POR EL TIZÓN EN CHILOÉ

INDAP ANUNCIA MEDIDAS PARA APOYAR A AGRICULTORES AFECTADOS POR EL TIZÓN EN CHILOÉ

Las medidas irían en ayuda de pequeños agricultores de las islas de Quehui y Chelin que fueron atacados por el hongo, el que afectó sus producciones de papa primor.

Complicados están algunos agricultores de las islas Chelin y Quehui, en la comuna de Castro, que en los últimos días han visto afectado a sus cultivos raíz del brote de Tizón Tardío. Un problema que en las últimas semanas, y debido a las condiciones climáticas imperantes en la región, ha sido propicio para el brote de esta enfermedad.

Es por ello que el Ministerio de Agricultura, a través de  INDAP, ya ha tomado medidas para ir en ayuda de esos agricultores afectados, entendiendo los efectos del daño y cuáles son las principales preocupaciones de los agricultores, ya que estos cultivos de papa primor no cuentan con cobertura de seguro agrícola, que sólo lo hace por daños climáticos.

“Desde hace varios años se está trabajando con los servicios de asesoría en la prevención de la enfermedad a través de distintas prácticas culturales y controles químicos, pero la enfermedad cada vez está más agresiva y resistente a los productos, además de que en este caso las condiciones climáticas influyen mucho en la aparición de la enfermedad, donde también las lluvias posteriores lavan las aplicaciones realizadas. Esto igualmente se suma a la mantención de semilla propia de un año para otro o el no usar semilla certificada, lo que también es propicio para la aparición de la enfermedad ya que el tubérculo es el principal foco de infección”, destaca el director regional de INDAP, Enrique Santis.

Por eso, entre las medidas que INDAP aplicará en estos agricultores, están el poder dar todas las facilidades para prorrogar vencimientos de créditos utilizados en cultivos de primerizos afectados por la enfermedad, sin afectar su categoría crediticia y manteniendo la tasa de interés. Además, existe la posibilidad de entregar un nuevo crédito para comenzar el año siguiente con el cultivo, sin tener que estar pagando el crédito anterior.

“También queremos hacer un concurso especial para estos productores durante enero o febrero del próximo año para que puedan acceder a semilla certificada por el INIA u otro proveedor, de forma tal de poder cambiar la actual por una que asegure sanidad, lo que aumenta las posibilidades de éxito en el cultivo, considerando que el principal foco de infección son el uso de tubérculos contaminados. Lo anterior, debido a que durante febrero a marzo se encarga o se asegura semilla certificada con los proveedores, después de esa fecha ya se agota”, destaca Santis.

Igualmente, se revisará que los proveedores de insumos mantengan un stock disponible de productos tanto preventivos como curativos, que efectivamente sean los recomendados por los especialistas y no aquellos que tienen en bodega o saldos que mantienen, lo que se puede convertir en un gran problema para combatir esta enfermedad.

También las autoridades señalan la importancia de contar con semilla que tenga cierto grado de resistencia y que cumpla con la característica de primerizo. De esta manera, se puede inculcar una nueva estrategia de capacitación,  con lleve a prácticas culturales adecuadas donde se pueda bajar considerablemente el uso de químicos, de tal manera de que el uso principal de estos sea preventivo y así se pueda mantener y no impactar la condición de territorio SIPAM, que considera el cultivo de papas, especialmente nativas, como parte fundamental de este sello mundial de patrimonio en Chiloé.

Estas medidas se verán caso a caso, por lo que se espera que los agricultores afectados de la comuna, y de otros sectores de la provincia, puedan valorar los daños con la ayuda de sus equipos técnicos y acercarse a su agencia de área para buscar la mejor solución a este problema.