Home / Noticias / INIA REMEHUE Y CONSORCIO PAPA CHILE ACLARAN IMPLICANCIAS DE LA MARCHITEZ BACTERIANA EN ENTREVISTA CON RADIO BIOBIO

INIA REMEHUE Y CONSORCIO PAPA CHILE ACLARAN IMPLICANCIAS DE LA MARCHITEZ BACTERIANA EN ENTREVISTA CON RADIO BIOBIO

unnamed (2) bio bio

En entrevista con Radio BioBio en Osorno, el Gerente General del Consorcio Papa Chile, Luis Miquel y la fitopatóloga del INIA Remehue, Ivette Acuña, aclararon trascendidos de prensa que vinculaban enfermedades cuarentenarias como la marchitez bacteriana de la papa, con efectos nocivos a la salud humana.

En conversación con Eduardo Palacios, comunicador del programa matinal de Radio BioBio Osorno, la profesional del INIA mencionó que la enfermedad Marchitez Bacteriana “ataca solamente plantas vegetales y entre ésas, el cultivo de la papa –bastante específica además del grupo de plantas solanáceas”-, cuyos alcances “no afectan a las personas en el fondo, afectan al cultivo y son cuarentenarias por las pérdidas que producen la producción”.

Cabe señalar que las nuevas enfermedades que han ingresado al territorio están en calidad cuarentenaria, por lo que el SAG y las entidades a cargo buscan conservar una zona libre de enfermedades, que va desde la Provincia de Arauco hasta el sur de Chile.

Según expresó Luis Miquel, Gerente General del Consorcio Papa Chile “desde un tiempo a esta parte, esas enfermedades han aparecido por circunstancias bastante claras como el cambio climático, el mal manejo de algunos productores trayendo semillas de zonas sucias, utilizando maquinaria que no ha sido desinfectada como corresponde y con malas prácticas, lo cual nos ha hecho alertarnos y advertir que estas conductas están poniendo en una situación tremendamente grave a la productividad del cultivo”, precisó.

Riesgos de una semilla no certificada

Acuña señaló, que el peligro es mucho más grande cuando se utiliza un material que no tiene un origen conocido, vale decir, que no es legal. “Está el peligro que compres un material que viene enfermo, con una enfermedad cuarentenaria o con otro tipo de enfermedades que te van a disminuir de tal forma el rendimiento, que por ejemplo, llegue a las 15 toneladas de rendimiento o menos, pero si compras material de alta calidad, se pueda llegar a 30-40 toneladas  en promedio, lo significaría una importante diferencia en la producción”.

Miquel complementó que la semilla se debe manejar desde el momento que se cultiva de una forma especial, por tanto, el potencial del tubérculo dedicado a semilla es completamente distinto del potencial del tubérculo dedicado a consumo. “La gente suele tomar la papa de pequeño calibre y utilizarla como semilla, pero esa papa pequeña ha sido tratada como papa consumo, plantada en una fecha que a lo mejor llega con senescencia al cultivo, con exceso de nitrógeno, con distancia de plantación que no corresponde, sin las desinfecciones adecuadas y por lo tanto el potencial es muy distinto a lo que es semilla”, señaló.

Medidas Preventivas

Respecto de las medidas de control y fiscalización, ambos profesionales destacaron el trabajo del SAG en regiones del sur, donde la enfermedad se encuentra bajo cuarentena, sin embargo, dicha labor resulta para Miquel una primera etapa del trabajo en los predios, pues lo fundamental –mencionó- resulta ser el compromiso de buenas prácticas agrícolas, así como una correcta higienización tanto de los insumos agrícolas, como de los predios.

“La papa es un tubérculo que tiene un 80% de agua y es algo vivo -biológicamente hablando- puede transmitir una serie de enfermedades que afectan el rendimiento y que afectan la calidad del producto final”, destacó el gerente del Consorcio.

Finalmente en el diálogo radial se destacó la importancia de educar e informar de modo adecuado estos temas y se recalcó la idea de seguir trabajando de forma conjunta, entre el mundo público y privado, para evitar la diseminación de enfermedades y el mejoramiento de los cultivos de papa en el sur del país.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

17 − nueve =