Home / Noticias / La papa como remedio curativo

La papa como remedio curativo

Parece increíble que un simple tubérculo pueda contener en su interior toda una farmacia: en la papa se encuentran más de 30 valiosas sustancias.

En la papa se encuentran:

• Minerales como potasio, hierro, calcio, magnesio, sodio, fósforo y azufre.

• Oligoelementos como cobre, manganeso, boro y zinc

• Vitaminas A, B1, B2, B6, vitamina C, ácido fólico, biotina y vitamina K.

• Pequeñas cantidades de sustancias tranquilizantes como del dizepam o el triptófano.

• Hidratos de carbono, almidón, proteínas, grasas, solanina, fibra y agua.

Es bueno saber que en la piel de la papa es donde se encuentran importantes componentes nutricionales, de ahí que siempre que sea posible debería consumirse la papa con su piel.

Aplicaciones terapéuticas externas:

• Compresa de papa

Una compresa de papa es muy apropiada para una gran variedad de alteraciones que precisan de calor húmedo y que requieren de la eliminación de toxinas.

Esta aplicación resulta relajante, ayuda a eliminar el dolor, es diurética y favorece la sudoración en resfriados. Ayuda mucho en dolores de espalda, lumbago, ciática, contracturas de nuca y hombros y en los dolores de cabeza que pueden generarse por las contracturas. Otras indicaciones son la artrosis, el acné, el dolor de barriga, reuma, las enfermedades hepáticas, y los problemas de vejiga y renales.

Para hacer la compresa o envoltura de papa se pelan y cuecen de 4 a 6 patatas medianas de una variedad harinosa.

Se envuelven con papel de cocina y se aplastan. Luego se vuelven a envolver con un paño de algodón.

Hay que colocar esta compresa sobre la zona afectada cuando la temperatura sea agradable (hay que tener precaución de no quemarse).

La compresa se retira cuando se haya enfriado por completo. Se puede conservar algo más el calor tapando la compresa con una toalla seca o recalentando la compresa sobre una botella de agua caliente.

• Baño de papa

En caso de picor de piel agudo se puede conseguir un enorme alivio. Para ello se toman 500 g de almidón de papa y se disuelven en 2 litros de agua fría. Esta mezcla se va echando en el agua del baño mientras se llena. toma el baño durante 15 minutos.

• Talco de papa

Un trasero irritado de bebé se puede tratar perfectamente con talco de papa. Para hacerlo se cuecen papas harinosas y se presionan a través de un tamiz, poniendo un paño limpio debajo en el cual se dejará secar.

Una vez seca se puede triturar con un mortero hasta convertirlo en talco, éste se aplicará tal cual sobre el trasero limpio y seco del bebé.

• Mascarilla facial de papa

Para obtener un efecto tensor se corta una papa por la mitad y se pasa por toda la cara previamente lavada y seca. Se deja actuar 30 minutos y luego se elimina con agua tibia.

Aplicaciones internas:

• Caldo de pelas de papa

Un caldo hecho con las pelas de la papa puede traer gran alivio a enfermos de gota, catarro, resfriado o acidificación gracias a su alto contenido en potasio. Para hacer el caldo se toman las peladuras de 6 papas medianas bien lavadas y se dejan cocer más o menos 30 minutos. Es recomendable tomarse de medio a un litro de caldo sin salar, repartido a lo largo del día.

• Zumo de papa

El zumo de papa tiene muchas sustancias con efecto básico, de ahí que sea muy adecuado en caso de artritis, gastritis, gota y reuma. También en caso de acidez estomacal y reflujo. Para hacerlo se debe licuar una papa mediana y mezclar el zumo con algo de agua caliente. La mezcla se debe tomar de mañana en ayunas y durante una franja de tiempo de entre 3 y 6 semanas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

12 − 1 =