Home / Noticias / LOS CUIDADOS Y EL IMPACTO DEL TIZÓN TARDÍO EN LA PAPA

LOS CUIDADOS Y EL IMPACTO DEL TIZÓN TARDÍO EN LA PAPA

p7

El tizón tardío es una enfermedad que afecta al cultivo de papa y que puede producir la pérdida total afectando la competitividad de los productores agrícolas. El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) desde hace algunos años ha trabajado en la validación de modelos de pronóstico que permitan tomar mejores decisiones a los productores para el control de la enfermedad utilizando datos meteorológicos de la Red Agro Meteorológica de INIA junto al desarrollo de plataformas de información para difundir la información del pronóstico entre los productores y asesores asociados.

En esta tarea, gracias a la alianza entre INIA y el Consorcio Papa Chile S.A. que, junto al cofinanciamiento de la Fundación de Innovación Agraria (FIA), existen herramientas para la toma decisiones utilizando Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) para difundir y entregar la información a los productores de papa y profesionales relacionados.

Existe un sitio web que permite a los productores, profesionales y técnicos que puedan recibir en sus teléfonos celulares mediante mensajes de texto, o en el correo electrónico, la información de alerta de tizón tardío para apoyar la toma de decisiones en el manejo integrado de la enfermedad (www.tizon.inia.cl). En la sección http://tizon.inia.cl/tizon/ el agricultor o profesional puedo inscribirse en el sistema de alerta temprana de tizón tardío.

De esta forma, el sistema de alerta diferencia 5 categorías distinguibles por colores:

Alerta café: Es el período que va desde que existen condiciones para la emergencia de plantas voluntarias hasta el momento de la primera alerta.

Alerta roja: Es un nivel de condiciones muy favorables para la infección y el desarrollo de tizón tardío y se recomienda la aplicación de fungicidas con buen efecto curativo.

Alerta naranja: Existen condiciones favorables para el desarrollo de tizón tardío y se recomienda aplicar fungicidas preventivo o curativo.

Alerta amarilla: Las condiciones meteorológicas para el desarrollo de tizón tardío son medias a bajas. Se recomienda estar atento a las condiciones en los días siguientes para tomar medidas si fuera necesario. Si se ha detectado la presencia de la enfermedad en el algún sector cercano al cultivo, es recomendable una aplicación preventiva.

Alerta verde: son días en que no hay condiciones para el desarrollo de la enfermedad. Bajo estas condiciones no es necesario la aplicación de fungicidas.

SOBRE EL TIZON TARDIO

El tizón tardío, afecta las hojas, tallos y tubérculos de la planta de papa. Los primeros síntomas comienzan en los bordes de las hojas inferiores de la planta, como una pudrición acuosa de color verde oscuro a café, limitada por un halo de color amarillo pálido. En la parte posterior, es posible observar micelio blanco aterciopelado, especialmente temprano por las mañanas. En los tallos las lesiones son necróticas de color café oscuro a negro y en los tubérculos se pueden ver áreas necróticas, secas y de color marrón. El patógeno sobrevive en tubérculos infectados, ya sea en la bodega o en el campo. Desde el tubérculo, el micelio crece alcanzando los brotes y produciendo colapso celular. Cuando alcanza la parte aérea de la planta, produce zoosporangios. Éstos son dispersados por el agua de lluvia y el viento, depositándose en hojas y tallos húmedos, donde inician una nueva infección.

Dada las características del patógeno y la enfermedad, el manejo tiene que ser preventivo. Por lo tanto se recomienda:

1.Eliminar todas las posibles fuentes de inóculo del patógeno, así se debe usar tubérculo semilla de papa legal, eliminar las papas voluntarias, los restos de papas de almacenamiento, hospederos alternantes infectados y focos de Tizón tardío.

2.Utilizar variedades resistentes o con una mejor resistencia relativa a Tizón tardío, esto evita el desarrollo severo de la enfermedad.

3.Evitar el exceso de humedad en el follaje. Para esto hay que favorecer la ventilación en el cultivo mediante el aumento de la distancia de plantación entre hileras, manejo eficiente de sistemas del riego, fertilización nitrogenada adecuada para evitar follaje exuberante, entre otras.

4.Mantener una buena cobertura de los tubérculos con una aporca alta, para evitar la infección de los tubérculos.

5.Cosechar con ambiente seco o con suelo con muy poca humedad y nunca realizar labor con lluvia o con exceso de humedad en el suelo, pues esto favorece la susceptibilidad de los tubérculos a la enfermedad.

6.Control químico y alerta temprana. El tratamiento químico al follaje debe ser preventivo, basado en una estrategia y aplicado en el momento oportuno. La frecuencia de las aplicaciones dependerá de las condiciones ambientales y el efecto residual del producto aplicado. Para determinar la oportunidad de aplicación se recomienda utilizar el Sistema de Alerta Temprana para Tizón tardío (http://tizon.inia.cl). Además, se debe unir las características del fungicida a utilizar y las fases importantes de crecimiento de la planta, así en:

Emergencia: la aplicación en forma preventiva de fungicidas debe realizarse después del 80% de emergencia de las plantas o cuando un sistema de alerta temprana indique condiciones favorables, especialmente si se han detectado los primeros síntomas de tizón en la localidad (presencia del inóculo del hongo en el sector).

Rápido crecimiento: esta es una etapa de mucha susceptibilidad debido a que el crecimiento vegetativo es muy rápido, por lo que el tejido nuevo queda desprotegido. En esta etapa es recomendable la incorporación de productos de acción sistémica en el programa, especialmente antes del cierre de la entrehilera e inicio de floración.

-Cultivo completamente desarrollado: etapa en que la planta termina su rápido desarrollo vegetativo y se encuentra en plena flor a formación de frutos. En esta etapa se recomienda la utilización de fungicidas sistémicos de alta movilidad y buen efecto curativo.

-Formación de tubérculos y producción: es en la última etapa de desarrollo de la planta donde se produce la infección de los tubérculos. En esta etapa se recomienda la utilización de fungicidas de contacto o translaminares con buen efecto antiesporulante.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

15 − siete =