Home / Entrevistas / MISIÓN CUMPLIDA Y DESAFÍOS: CONSORCIO PAPA CHILE PRESENTA EXPERIENCIA EN ALAP 2016

MISIÓN CUMPLIDA Y DESAFÍOS: CONSORCIO PAPA CHILE PRESENTA EXPERIENCIA EN ALAP 2016

mision-cumplida-y-desafios-consorcio-papa-chile-presenta-experiencia-en-alap-2016El gerente general del Consorcio Papa Chile, Luis Miquel, participó en la reciente versión de la ALAP 2016, desarrollada en la ciudad de Panamá, en el país de mismo nombre. De aquella experiencia, compartida además por el socio y director de la entidad papera, Armando Águila, según relata Miquel, se sacan conclusiones positivas, respecto a presentar el trabajo y los principales resultados del consorcio a nivel internacional, sin embargo, impone nuevos desafíos. “Hay un avance en nuestro país, y eso lo pudimos verificar al contrastar nuestro camino recorrido con el de otros entes privados a nivel sudamericano, sin embargo, también hay brechas por enfrentar, y estos desafíos nos deben entusiasmar”, dice con convicción el ejecutivo.

“Fue un congreso interesante, que me permitió conocer otras experiencias y visiones que existen del cultivo de la papa en América Latina. Indudablemente, ocasiones como esta enriquecen y permiten intercambiar ideas y fortalecer alianzas en lo científico y comercial”, comenta Miquel.

¿Junto a quiénes compartió?, ¿qué resultó de estas conversaciones?

La delegación chilena estaba compuesta por alrededor de 12 personas. En mi caso puntual viajé junto al Director del Comité de Semillas del Consorcio Papa Chile, Armando Águila, con quien aprovechamos de establecer contactos con las principales empresas de semillas asistentes y con los referentes del cultivo de la papa en América Latina y de otras partes del mundo, que asistieron como invitados a participar de este Congreso. Creo que en breve veremos resultados de estas conversaciones, lo que sin duda será beneficioso para el Consorcio y para sus asociados.

– ¿Cuál es la visión que tienen los extranjeros del cultivo de la papa en Chile?

Chile es un país respetado en el cultivo y muchos lo ven como referente, sin embargo, nuestra realidad es diferente a la de muchos de los países asistentes, sobre todo de la Región Andina, por la forma en que enfrentamos el cultivo y la mecanización y tecnología que aplicamos. Muchos ven a nuestro país como un potencial abastecedor de semillas, sin embargo, entienden que debemos superar algunas dificultades y mejorar aspectos importantes para llegar a serlo efectivamente. De hecho quienes están exportando semilla actualmente, gozan de un gran reconocimiento por su profesionalismo, seriedad y calidad.

– ¿Conocían al Consorcio Papa? ¿Cuál fue la reacción posterior a su presentación y relato de la experiencia consorcio?

Muchos ya conocían al Consorcio a través de conversaciones con productores e investigadores chilenos, pero existía curiosidad por la forma en que hemos llevado adelante nuestra experiencia y que en muchos casos se confunde con una agrupación gremial. Luego de la exposición les quedó muy claro cuál era nuestro norte y que para lograrlo lo hacemos desde una sociedad complementaria con las agrupaciones gremiales, pero con una visión y administración empresarial, aunque siempre velando por el beneficio de la totalidad de la cadena de la papa.

Creo que dejamos una buena impresión y el deseo de conocer más de nuestro proyecto y por sobre todo, según las consultas que se me hicieron posteriormente, analizar cómo pueden aplicar algo similar en sus propias realidades.

– ¿Para qué sirvió esta experiencia, cómo impacta en la visión y objetivos que se tienen como Consorcio?, ¿se reforzaron ideas o surgieron nuevas?

Indudablemente, como dije antes, esta experiencia nos muestra otras visiones y manejos del cultivo, pero a su vez nos confirma que estamos en el camino correcto y que es necesario que tengamos mayor fuerza a nivel sudamericano, ya que claramente los países denominados andinos, debido a la importancia social y cultural que tiene para ellos el cultivo, son relevantes en la agenda, y sus objetivos a veces son diferentes a los nuestros. Creo imprescindible mantener una mayor comunicación con Argentina, Brasil y Uruguay, ya que tenemos problemas y objetivos muy similares y juntos podemos potenciarnos en una relación beneficiosa para todos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

9 + 11 =