Home / Noticias / PERSPECTIVA AGROCLIMÁTICA ESTACIONAL – ENERO 2015

PERSPECTIVA AGROCLIMÁTICA ESTACIONAL – ENERO 2015

El 08 de enero la Unidad Nacional de Emergencias Agrícolas y Gestión del Riesgo Agroclimático UNEA organizó el primer encuentro de este año para analizar la perspectiva agroclimática estacional y sus posibles efectos en la agricultura chilena. Antonio Yaksic Soulé, Jefe de la Unidad, señaló la importancia de analizar los posibles escenarios climáticos para el sector silvoagropecuario, con el fin de que los agricultores tomen las medidas necesarias para enfrentarlos.

Como exponentes participaron la Srta. Solangela Sánchez de la Dirección Meteorológica de Chile DMC, el Sr. Brahim Nazarala de la Dirección General de Aguas DGA, el Sr. Rodrigo Bravo del Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA y el Sr. Antonio Yaksic, quienes analizaron la situación climática y meteorológica, hidrológica y su impacto en la agricultura chilena. Adicionalmente, el Sr. Juan Carlos Sepúlveda de Fedefruta analizó la situación de la fruticultura chilena en relación a la perspectiva presentada.

Dados los indicadores atmosféricos y oceánicos presentados, no habría fenómeno de El Niño en desarrollo, por lo tanto, el déficit de precipitaciones se mantendría para los próximos meses. La Oscilación Antártica presenta anomalía positiva lo que indica que también habría menos lluvias en la zona cetrosur del país.

En relación a la situación hidrológica, la precipitación nival, cocordante con las lluvias se ha presentado deficitaria, a agosto 2014. Los caudales, por otra parte, se han presentado más bajos que el año pasado y en relación a un año normal para la zona centronorte, no así para la zona sur que se han presentado mayores desde el Tinguiririca al sur, a diciembre 2014. En cuanto a los niveles de los embalses hay un déficit generalizado para el país, a diciembre de 2014.

Respecto del análisis del índice vegetacional NDVI, se señala que las zonas norte, sur y austral, presentan condiciones normales a la fecha; en la zona correspondientes a las regiones de Coquimbo, Valparaíso y norte de la Región Metropolitana, la superficie plantada con frutales presentó condiciones desfavorables durante todo el 2014; y las regiones correspondientes a O´Higgins, Maule y Biobío presentaron condiciones normales en gran parte del 2014, y con reducción del NDVI hacia el fin del año.

Sobre el análisis presentado por Fedefruta y la discusión general entre los asistentes, la perspectiva en desarrollo indica que la disponibilidad de agua no es suficiente en el contexto del aumento sostenido de la superficie frutícola; se requiere alcanzar un balance de los recursos hídricos entre la oferta y demanda de agua. Se plantea que el desarrollo de la fruticultura, sin embargo, ha permitido, entre otros beneficios, aumentar el empleo agrícola y reducir la erosión del suelo al realizar el cultivo de frutales en laderas. Considerando que la situación presente se trata de una sequía prolongada, pero no la más intensa, se requiere idear formas para extraer agua de diversas fuentes (mar, atmósfera, por ejemplo). Se debe tener presente que la gestión o administración de los recursos hídricos debe considerar el balance entre la oferta y demanda por este recurso, ya que se trata de una problemática compleja, con múltiples usuarios. Para ello, la formulación de una política en relación a la gestión de recursos hídricos contribuiría a el manejo del recurso con horizonte de largo plazo.

Para finalizar se señaló que los modelos internacionales apuestan al desarrollo de un “Niño” que se presentaría más intenso en el trimestre julio-agosto-septiembre de este año. La UNEA seguirá realizando un seguimiento sobre la dinámina de estos fenómenos y comunicará sus posibles efectos en la agricultura.