Home / Noticias / PRODUCTORES DE PAPAS DE COQUIMBO TOMAN PRECAUCIONES ANTE PROPAGACIÓN DE TIZÓN TARDÍO EN ZONA CENTRAL

PRODUCTORES DE PAPAS DE COQUIMBO TOMAN PRECAUCIONES ANTE PROPAGACIÓN DE TIZÓN TARDÍO EN ZONA CENTRAL

p3

Agricultores de la región se preparan para comercializar su producción ante la especulación de precios debido a pérdidas por tizón tardío, ocurridas en la zona central.

Incertidumbre y preocupación ha causado en agricultores de la zona centro del país, las fuertes pérdidas productivas en el cultivo de la papa asociadas al aumento de la incidencia de tizón tardío, principal enfermedad en el cultivo a nivel mundial que puede causar la pérdida total de la producción si no se le controla adecuadamente. De acuerdo a prospecciones realizadas por INIA en la zona productiva de Elqui, esta situación estaría hasta el momento controlada por la gran mayoría de los productores en la región de Coquimbo. Sin embargo, se  observaron casos en que este control se realiza con una carga excesiva de fungicidas, donde muchas veces no se respetan los tiempos de protección de cada producto, detectándose también casos donde existe una rotación deficiente de los fungicidas, lo que puede favorecer el desarrollo de razas resistentes de este pseudohongo.

Es por este motivo que INIA trabaja constantemente con grupos de agricultores locales de manera de aplicar racionalmente los fungicidas, rotando los productos y respetando los tiempos de protección y dosis recomendadas. Esto resulta relevante ante un escenario donde la  especulación de precios podría hacerse sentir en el mercado y producir preocupación entre los agricultores por realizar un control adecuado de este problema. En este sentido es importante recordar a los agricultores algunas medidas enfocadas a la utilización de manejo cultural y de uso adecuado de los productos para el control de esta enfermedad. Entre éstos están la utilización de tubérculo certificado, medida que disminuye el riesgo de que la papa semilla porte infección de tizón tardío, la eliminación de papas “voluntarias” del campo que pueden contribuir a diseminar la infección, el uso de variedades con un mayor nivel de resistencia a la enfermedad, como es el caso del cultivar Patagonia-INIA, la realización de monitoreo constante de síntomas en el campo, sobre todo en zonas donde se mantenga humedad de manera prolongada o tenga antecedentes de infección y la eliminación de papas que presenten daños de heridas o cortes que puedan representar puntos de entrada para infecciones.

El control químico debe basarse en la utilización de un enfoque preventivo (previo a la observación de síntomas), comenzando antes del cierre de la entrehilera, respetar el tiempo de protección y dosis recomendada para cada producto y la eliminación del follaje enfermo previo a la cosecha, para evitar la infección de tubérculos con tizón tardío utilizando productos químicos como un herbicida de contacto no sistémico o mediante métodos mecánicos.

El riesgo de desarrollo de tizón tardío durante la  época invernal debe ser motivo de preocupación para los agricultores, debido a que es en estos meses donde existen condiciones de alto riesgo para su desarrollo, por tanto el control preventivo de esta enfermedad es de vital importancia.  Javier Puelles, Fitopatólogo en INIA La Serena comenta, “Se está estudiando la posible incorporación de un sistema de alerta temprana de tizón tardío a la región, que permita mediante el monitoreo de condiciones ambientales favorables para el desarrollo de la enfermedad, detectar periodos de alto riesgo de infección, permitiendo informar a los agricultores y mejorar su toma de decisión en cuanto al control de esta enfermedad, lo que potencialmente permitiría disminuir aplicaciones de fungicidas”.

El cultivo de la papa en la región de Coquimbo

La papa presenta un gran historial de manejo en la región y es uno de los cultivos anuales más importantes, concentrándose en localidades como El Romero, Coquimbito, Altovalsol y Pan de Azúcar. La producción de papa de La Serena abastece los mercados del norte grande y de Santiago durante gran parte del año, especialmente cuando la oferta de papa de la zona sur decrece.

Según cifras del VII Censo Nacional Agropecuario y Forestal, la superficie plantada de papas durante la temporada 2006/2007 en la región alcanzó a 3.233 ha, lo que corresponde al 7% de la superficie total nacional. El cultivo se concentra en la zona sur del país, siendo la región de la Araucanía la que registra la mayor superficie cultivada, le siguen en importancia la región de Los Lagos y la del Bío-Bío, en estas tres regiones se concentra el 60% de la superficie cultivada del país.

 

Fuente: http://www.argenpapa.com.ar/noticia/2357-chile-productores-de-papas-de-coquimbo-toman-precauciones-ante-propagacion-de-tizon-tardio-en-zona-central

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

catorce − 3 =