Home / Opinión / Proyección producción papas 2016

Proyección producción papas 2016

Está terminando una temporada muy particular, con bajos rendimientos, en general debido a los problemas de sequía ya conocidos y a la deficiente calidad de semilla, que se  ha venido acentuando desde hace ya algunos años por la disminución dramática de la superficie destinada a semilla certificada y la falta de material parental, lo que redundó finalmente en  precios muy altos de semilla y papa consumo. Si se hace una proyección, se podría esperar que para la temporada 2015 – 2016, exista una gran intención de plantar papas dado el interés económico que esto pudiera suscitar, pero por otro lado hemos detectado que la  escasez de semilla de calidad continúa y los altos precios que ésta ha presentado a raíz de la demanda, la hacen prácticamente inaccesible a los pequeños y medianos productores.

Lo anterior podría provocar que muchos agricultores vuelvan a plantar sus propios tubérculos que ya han presentado problemas de sanidad, con el consiguiente riesgo y pérdida de rendimiento y calidad, esto aunado al aumento de costos por Há debido al alza considerable del dólar que afecta directamente a insumos, como los fertilizantes agroquímicos, combustibles, repuestos y maquinaria, lo que hace pensar que podría mantenerse la superficie de la temporada pasada entre 48.000 y 50.000 Há), pero también los bajos rendimientos, sin considerar que de darse nuevamente un año seco u otros fenómenos climáticos, continuaríamos con una baja oferta para la temporada que viene, es decir, nuevamente precios muy altos al consumidor, lo que claramente es nocivo para mantener a la papa como uno de los alimentos fundamentales en las mesas chilenas, sin mencionar la inmensa pérdida de competitividad respecto de los productos elaborados que nos llegan desde el extranjero.

Con respecto a la producción de semillas de papa en el área productora de semillas, es decir desde Arauco hacia el sur, ésta continuará siendo amenazada por el tema de las Enfermedades Cuarentenarias y el ataque cada vez más frecuente de virus, debido al cambio climático y a la falta de una praxis adecuada en el cultivo, de este modo el Estado debería ir tomando cada vez más decisiones que permitan proteger el Área Libre del avance de éstas plagas.

Por otra parte se hace imperativo implementar un programa de incentivo a la certificación de semillas hasta llegar a eliminar definitivamente la semilla corriente, que constituye la raíz del problema fitosanitario que vivimos hoy día y, conjuntamente, impulsar la inversión en tecnologías de almacenamiento y proceso a través de líneas de financiamiento a largo plazo y baja tasa de interés, que permitan a los productores atreverse a dar al producto papa el valor agregado que necesita, ya que día a día vemos con impotencia cómo perdemos ese nicho de mercado con los países que han hecho estas inversiones, a través de una planificación cuidadosa y a mediano y largo plazo.

Finalmente debemos propender a eliminar la informalidad que presenta el mercado de la papa hoy y que genera incentivos perversos aumentando innecesariamente los costos si agregar valor al producto. El consumidor tiene el derecho de exigir calidad e información del producto que compra y, salvo honrosas excepciones, hoy no se le está ofreciendo ni lo uno ni lo otro. Una correcta selección, un envasado adecuado y el etiquetado correcto son hoy una necesidad imperiosa para que se discrimine correctamente entre los productos que cumplen con las exigencias de un alimento inocuo, saludable y con calidad culinaria, de otro que sólo persigue obtener el mayor margen posible entre la compra y la venta.

En resumen, creemos que no podemos esperar un cambio real, y no circunstancial, si realmente no hacemos cirugía mayor en los procedimientos productivos y comerciales que permitan bajar los precios a niveles que nos permitan competir con el producto procesado que ingresa de países como Bélgica, Holanda, Estados Unidos, etc. e invertir en el valor agregado que el consumidor hoy requiere.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

dieciseis − 1 =